(477) 771.16.89 | 461.51.84 contacto@ermo.edu.mx

nosotros

Roberto Montes de Oca
Ver Historia
Roberto Montes de Oca

Historia

Nació en la ciudad de León, Gto. en 1890, hijo del Sr. Ignacio Montes de Oca. Perteneció a una familia formada por 4 hermanos y dos hermanas: Ignacio, Alfonso, Ricardo, Roberto y Manuela. Se desconoce el nombre de su otra hermana  y su mamá. El nunca se caso.

Fue pionero en la ciudad, de ser el primer distribuidor de autos “DODGE”,  por algunos años tuvo su negocio en la calle Pedro Moreno, posteriormente lo vendió e inicio otra compañía llamada “Comercializadora Montes de Oca” que era venta de motores y bombas.

Roberto Montes de Oca

Nosotros

Somos una escuela que tiene de experiencia educativa desde el año 1967 en la ciudad de León, Gto. Atendida por las religiosas Hijas Mínimas de María Inmaculada.

Cuenta con personal docente capacitado y titulado en cada una de las secciones. Dando su mayor esfuerzo y educación.

Se brindan valores:

  • Cívicos
  • Morales
  • Espirituales
  • Familiares

Cuenta con actividades:

  • Culturales
  • Físicas
  • Recreativas
  • Espirituales

Clases extras:

  • Actividades deportivas
  • Computación
  • Formación humana
  • Cantos y juegos
  • Ballet
Historia del Instituto

Actualmente le toca ala Hna. Ma. De Jesús Serrano Cárdenas, celebrar este aniversario acompañada de la Madre Eulalia Pérez Villegas, que han seguido la trayectoria de Don Roberto “QUIERO QUE LLEGUE A SER UN GRAN INSTITUTO”.

Las Religiosas que están al frente de la institución, son Hijas del Siervo de Dios Pablo de Anda, que dejo plasmado en uno de sus ideales; la educación, u vaya, que se esmeró en esta bella obra, tratando y enseñando a sus hijas en la caridad de Cristo, escrita en el Evangelio. Las formó y las llevó por el camino de amor a los niños y a los jóvenes y ellas han tratado siempre de seguir adelante en este servicio.

 ¿Quién fue el bienhechor que hizo realidad esta Institución en la que siguiendo los pasos de Jesús, ayudaría en la educación de los pobres y necesitados de educación moral, intelectual y religiosa? A un hombre, de esos que de vez en cuando se dan en la historia de la humanidad: Don Roberto Montes de Oca Salinas.

Su corazón generoso y caritativo, supo compartir las riquezas materiales que el Señor en su providencia, le dio a manos llenas, a semejanza del Padre Pablo de Anda, socorrió, ayudó, sin que muchas veces su caridad fuera conocida de nadie. A nosotros nos toca ésta, donde su mano pródiga nos socorrió.

Y, ¿Quiénes fueron el instrumento de que el Señor se iba a valer para hacernos llegar a la realidad de su obra? Con satisfacción decimos que en esta ocasión se escogió a las Hermanas, Hijas Mínimas de María Inmaculada.

Recordemos a los incansables… Madre Ma. De Jesús Barceló, quien llevada a la providencia, e impulsada por el deseo de proporcionar a las Noticias –que son el futuro de la Congregación- un ambiente más sano, fuera de la ciudad, donde se respirara aire más puro, hizo su petición y ésta tuvo acogida por la generosidad de Don Roberto.

Pero había, en los designios de Dios, otro instrumento humano que sería clave para llevar a cabo esta obra. La incansable Madre Magdalena Sofía Ramos –que en paz goce- y las primeras hermanas: Mercedes Govea y Mauricia Gutiérrez, que con su tenacidad y secundando esa caridad a fuerza de abnegación y perseverancia, levantarían la obra que deseaba el Sr. Montes de Oca.

Cabe expresar aquí que la meta de Don Roberto Montes de Oca era que este plantel llegara a ser un Instituto grande, para las colonias de estos alrededores, y vamos caminando poco a poco.

Otros beneficiados de Dios, que siempre ha visto con ternura a sus hijos, fueron los niños de la casa Hogar San Antonio. Ellos fueron los primeros que disfrutaron la finca y escuela, para continuar su educación. Cuán grande es la providencia de Dios que en su corazón da preferencia a sus pobres.

Como las hermanas aun vivían en la calle Comonfort, todos los días tenían que trasladarse a la escuela, y ya caída la tarde él no se retiraba a su casa hasta que las hermanas desalojaban la escuela, porque él decía: -aquí está muy solo y ustedes son muy jóvenes.

Fue muy respetuoso con las hermanas y para evitar que la gente hablara mal de ellas, nunca las subió a su carro. –pues él era soltero.

Dificultades, contrariedades fueron vencidas por la caridad que es por la que él Señor nos va a premiar en la vida eterna.

 

Poco a poco la escuela fue creciendo en alumnado por tal motivo enviaron a dicha escuela a la madre Noemí Matamoros de la Rosa, quien consiguió una licencia provisional en 1966. La inconsolable Madre Noemí siguió luchando para conseguir la autorización definitiva y fue el 16 de marzo de 1967 cuando se recibió esta aprobación. Siendo dicha hermana la primera Directora, hasta el año de 1969.

La primera misa la celebro el Sr. Cura de la Parroquia de San Pío X, a ella asistió Don Roberto, la Madre Gral., el matrimonio Gómez  Cabrera quien ayudó mucho a las hermanas, trasladando a los niños a la Escuela, mientras adquirieron un camioncito, también asistió gente de las colonias cercanas, como: Oriental, Santa María, María Dolores, Manzanares y Mirador.

A partir de entonces se celebró la Santa misa los viernes primeros y también se atendía la confesión de los niños.

Al ver la Madre Gral. Que la escuela estaba funcionando, envió a dos hermanas más ellas fueron: Madre Dorotea Lira de Lara y Madre Adelina, que en paz descansen.

También el gobernador de Guanajuato el Sr. Juan José Torres Landa, regaló mesa-bancos, pizarrones, libros y escritorios. Mencionamos también a los señores Gallardo quienes regalaron un aparato de sonido.

Y qué decir de la gente generosa que aún deposita sus limosnas para el socorro de los niños.

En 1971 un grupo de americanos se presentó con la Madre Magdalena Sofía para ofrecerle ayuda para los niños del Asilo, – era una comisión de: “NIÑOS DE MÉXICO”.

No cabe duda que este grupo de bienhechor fue enviado por la divina providencia, pues como veremos en la Biografía de Don Roberto, él patio para la verdadera Patria en 1970.

Más tarde se extendió esta ayuda a los niños de la Escuela.

Y muchos otros bienhechores que sería interminable el irlos mencionando. A todos ellos los ponemos en las manos de Dios, él se encargará de pagarles todas sus bondades.

Poco a poco    sigue funcionando el Colegio: Jardín de Niños y la Primaria.

Las personas que han visto levantar las aulas hasta la fecha recordarán a las madres: que han estado al frente de la Escuela  como Directoras: Dorotea de Lira de Lara, Judith Quintanar Quintanar, Sofía Arando, Ma. Auxilio Sánchez.

Y a todas las hermanas y maestros que han pasado por aquí dejando huella.

Roberto Montes de Oca

Proyecto Pedagógico

En la acción educativa de la Escuela Roberto Montes de Oca se inspira en una Antropología Pedagógica de signo cristiano que quiere realizar en un ambiente de apertura, libertad y respeto para todos los valores de su filosofía constructivista en una integración con los adelantos  científicos y tecnológicos de nuestro tiempo

Es tarea propia de la Escuela Roberto Montes de Oca restituir la integridad del hombre por medio de la reintegración del conocimiento y de la vida escolar, en la que todo saber sea orientado hacia la salvación y todo el conocimiento sirva de medio para el fin último del hombre.

El proyecto de la Escuela Roberto Montes de Oca pretende que su acción cultural incida en esa corriente vital de crecimiento de modo que los valores y la adquisición de conocimiento que promueve se integre en el proceso básico por el que el hombre se hace a sí mismo a partir de sus existenciales.

Roberto Montes de Oca

Metodología de Trabajo

En la Escuela Roberto Montes de Oca tiene como Metodología del Trabajo el constructivismo aprender que es a atreverse a errar, muchos de los errores cometidos en situaciones didácticas deben considerarse como momentos creativos. La enseñanza no es una simple transmisión de conocimientos, es una organización de métodos de apoyo que permitan a los alumnos construir su propio saber. No se aprende registrando sólo en nuestro cerebro sino construyendo nuestra propia estructura cognitiva.

En esta su dimensión  pedagógica, se concibe el aprendizaje como resultado de un proceso de construcción personal-colectiva de los nuevos conocimientos, actitudes y de la misma vida, a partir de los ya existentes y en cooperación con los compañeros y el facilitador (docente).

A esta manera de entender el aprendizaje, se suma todo un conjunto de propuestas que han contribuido a la formulación de una metodología constructivista. Sintetizándolas en los siguientes elementos:

  • Aprendizaje significativo.
  • Descubrimiento.
  • Investigación.
  • Personal – colectivo
  • Observación.
  • Motivación.
  • Cooperativo, dinámico y comunicativo.
  • Desarrollo de las inteligencia.
  • Cuidado de la Ecología.
  • Desarrollar sus competencias por medio de dimensiones que le ayuden hacer un hombre:
    • Crítico: ser preciso y buscar la precisión, ser claro y buscar la claridad, tener una mente abierta, restringir la impulsividad, tomar una postura determinada cuando la situación lo requiera y ser sensible a los sentimientos y nivel de conocimientos de los demás.
    • Creativo: comprometerse intensamente en las tareas, incluso cuando las soluciones y respuestas no aparezcan de inmediato, superar los límites de su conocimiento y sus capacidades, Generar, confiar y mantener sus propios estándares de evaluación y generar nuevas formas de observar una situación más allá de los límites de los estándares convencionales.
    • Autorregulado: estar consciente de su propio razonamiento, capacidad de planificación, consciente de los recursos que se necesitan, ser sensible a la retroalimentación y evaluar la eficacia de las propias acciones.

FILOSOFÍA EDUCATIVA

La escuela Roberto Montes de Oca se inspira en un concepto en el que entiende al ser humano como un ser capaz de desarrollarse integralmente en todas sus dimensiones: Social, Pedagógico, Físico, Psicológico y Espiritual de manera que lo lleve a ser una persona íntegra en sus valores, formando una conciencia de la capacidad del servicio.

Alumnos

Personal de apoyo en clases especiales

Docentes frente al grupo

Años de experiencia

Contacto

Dirección: Av. Guadalupe #502. Col. Oriental
León, Gto. C.P.: 37510.

Teléfonos: (477) 771.16.89 | 461.51.84
391.04.62 | 461.48.95

Correo: contacto@ermo.edu.mx

Horario: L-V: 7:30am - 1:45pm

Aviso de Privacidad

Escuela Roberto Montes de Oca, A. C., es propietario y responsable de la “Escuela Roberto Montes de Oca”, y a través del mismo, se preocupa por la confidencialidad y seguridad de los datos  personales de los integrantes de su comunidad educativa y es quien tiene el compromiso de proteger la privacidad de los mismos y cumplir con la legislación aplicable a la protección de datos personales en posesión de los particulares. Seguir leyendo. 

 

© 2019. Todos Los Derechos Reservados. Instituto Montes de Oca.

Diseño y Desarrollo: Brandium

WhatsApp chat